Abuelos recibieron gas pimienta en marcha

Convocada por la oposición, la “marcha de los abuelos”, en el este de Caracas y otras ciudades del país, tocó una fibra sensible, la crisis de salud, un día después de que la ministra Antonieta Caporale fue destituida tras divulgar preocupantes cifras oficiales sobre el deterioro del sector.

“No queremos dictadura, sino una vejez digna, medicinas, comida y libertad”, dijo a la AFP Lourdes Parra, de 77 años, quien llevaba de capa una bandera venezolana y un letrero que decía: “Esta abuelita está arrecha (enojada) y sigue en pie por su país”.

La marcha fue bloqueada en una estratégica avenida la ciudad por agentes con escudos, lo que originó un forcejo. Un anciano con gorro de San Nicolás les gritaba: “¡Somos abuelos, déjennos pasar. Respeten, carajo!”.

Las fuerzas de seguridad utilizaron también camiones blindados, conocidos como “rinocerontes” y paredes metálicas para impedir el paso desde el este al oeste de la capital de la marcha, en la que participaban decenas de personas mayores junto a centenares de opositores en general.

Exaltados, algunos hombres y mujeres mayores lanzaron golpes e insultos. “¿Vas a golpear a tus papás? ¡Somos una pila de viejos!”, gritaron algunos a los policías, que dispersaron gas pimienta para hacer retroceder a la multitud.

Aunque varias personas fueron desalojadas entonces de la zona, otras insistieron en permanecer en el lugar pese a la actuación policial.

Un funcionario de la Policía Nacional ofreció entonces a los manifestantes permitir que la marcha avanzara por una segunda ruta, donde luego se posibilitó que una pequeña comisión de personas avanzara hasta la Defensoría y entregara allí un documento con sus reclamos.

La MUD aseguró en un comunicado que el documento fue recibido por un funcionario de la Defensoría del Pueblo, aunque no precisó los detalles del contenido del texto.

El excandidato presidencial y gobernador del estado Miranda, el opositor Henrique Capriles, aseguró que pese a lo que afirma el Gobierno venezolano, las personas de la tercera edad no han recibido verdaderos beneficios y están igualmente afectados por la crisis del país caribeño.

“Un pensionado en Venezuela gana menos de 20 dólares (…) esa es la realidad que viven los abuelos venezolanos, ¿cuántos no se mueren como consecuencia de no tener la medicina?”, afirmó el opositor.

Conoce más detalles aquí

Noticias relacionadas

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat