Cobertura concierto Caramelos de Cianuro

Hablar de Caramelos de Cianuro no es sólo hacer referencia a una de las bandas de rock más importantes e influyentes de Venezuela, ni tampoco hacer un recuento de una gran trayectoria desde que decidieron juntarse en el año 1991.
 
Caramelos de Cianuro es más que una banda, en especial para los venezolanos que crecimos cantando y dedicando las peculiares letras de sus canciones.
 
Escuchar sus temas supone un flashback mental y emocional automático, que hace corto circuito en el cerebro, se siente en el corazón y nos lanza desde una plataforma de despegue a esos años confusos de la pubertad, a la pérdida de la inocencia en alguna playa, tal vez a la nostalgia de un primer amor prohibido cuyo escondite en común era una terraza llena de estrellas, a alguna locura pasional cometida en un sanitario durante la adolescencia, a ese amor traicionero e imposible y el despecho como trágico desenlace, o tal vez al recuerdo de un último encuentro, un último polvo.
 
Ese flashback se repitió en vivo la noche del 15 de mayo, pero esta vez en masas, cuando el @clubchocolate en la ciudad de Santiago de Chile, fue la casa que le abrió las puertas a una mayoría venezolana, para ser arrojados nuevamente a sus más profundos y nostálgicos recuerdos.
 
 
A medianoche con el sonido de los primeros acordes de guitarra y las primeras estrofas, poco a poco cada alma presente fue latiendo y creando su propia burbuja de recuerdos y sentimientos encontrados, potenciados esta vez aún más sabiéndose lejos de casa y probablemente de alguna Verónica.
 
Las notas salieron con energía de los Caramelos de Cianuro al mismo tiempo que una multitud emocionada coreaba a toda voz, sin darse cuenta que eran sus propias vidas reflejadas en canciones.
 
 
Tal y como el nombre de su tour 2018 lo indica, ayer todos los presentes se vieron tentados a mirar hacia atrás a través del retrovisor, pero esta vez si decidieron ver de más y no arrancarlo, para disfrutar del reflejo de toda la carretera que han transitado juntos. Un viaje junto a una banda que sin darse cuenta, dejó de ser banda para convertirse en un bello sentimiento que siempre será agradable volver a entonar.
 
#tourretrovisor2018
 

Noticias relacionadas

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *