Guaidó advierte a militares venezolanos que la espera por su apoyo no será “eterna”

El líder de la oposición de Venezuela, reconocido como presidente de ese país por más de 50 estados, advirtió a los soldados que la espera para que abandonden al presidente Nicolás Maduro se puede acabar. Desde hace tres meses, la oposición de Venezuela ha invitado a los miembros del ejército a desertar, pero las bajas no han sido tan numerosas como se esperaban.

El opositor Juan Guaidó advirtió este sábado a los militares venezolanos que la espera para que abandonden al presidente Nicolás Maduro “no puede ser eterna”, durante una nueva jornada de movilizaciones en Caracas.

Guaidó, quien en el pasado 23 de febrero se autoproclamó como presidente encargado de Venezuela, y cuenta con el apoyo de más de 50 países, insistió en que la Fuerza Armada es determinante para que “cese de la usurpación” del poder por parte de Maduro, durante una concentración en la que juramentó a los “comandos de libertad”, voluntarios a quienes encargó sumar respaldos y organizar las protestas contra el gobierno.

“Es fundamental (el apoyo militar) pero los tiempos corren, no puede ser eterna la espera, tienen una oportunidad histórica de salir en hombros”, dijo el opositor, reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de países, con Estados Unidos a la cabeza.

La Fuerza Armada es considerada el principal sostén de Maduro, quien le ha otorgado amplio poder político y económico y se aferra a la presidencia además con el respaldo de China y Rusia.

Desde hace tres meses, Juan Guaidó ha invitado a los miembros del ejército venezolano a desertar “y ponerse del lado correcto de la historia”, pero las bajas no han sido tan numerosas como esperaba. De acuerdo con cifras de Migración Colombia, el número de soldados desertores que están en el país está cerca de los 1.300, una cifra pequeña comparada con el número de efectivos con el que cuenta el Ejército venezolano (235.000).

En enero, el líder opositor anunció la publicación de una ley de amnistía con la que buscaba persuadir a los miembros del ejército de cambiar de bando. Quien se someta a esta ley, de acuerdo con el documento, se verá beneficiado pues se producirá “la extinción de la responsabilidad civil, penal, administrativa, disciplinaria, o tributaria, mediante la finalización definitiva de las investigaciones, procesos, procedimientos, penas o sanciones y de todos sus efectos que se han producido en general desde el 1 de enero de 1999”.

Sin embargo, la ley no detalla de qué forma deberán “colaborar” los funcionarios civiles o militares para poder disfrutar de los beneficios.

Por ahora, el líder opositor anunció una nueva movilización el próximo miércoles 1 de mayo, a la que denominó como la “más grande en la historia” del país. “Tienen miedo de cara al primero de mayo”, afirmó al referirse a la detención el viernes del diputado opositor Gilber Caro y denunciar que 11 de sus colaboradores recibieron citaciones del servicio de inteligencia.

El presidente venezolano Nicolás Maduro también llamó a una marcha para conmemorar el Día Internacional del Trabajo.

Noticias relacionadas

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat